Danny pone al Zenit a tiro de los octavos y elimina al Benfica – Champions League

Danny pone al Zenit a tiro de los octavos y elimina al Benfica | Liga de Campeones | AS.com

Hulk y Danny son los señalados en el Zenit para llevar alto al equipo y ante el Benfica cumplieron, aunque sólo fuese con un chispazo. Suficiente.

El primero asistió y el segundo no perdonó a un rival muy limitado que dice adiós a la Champions.

Los de Villas Boas saben ahora que si ganan en Mónaco en la última jornada pasan a octavos, e incluso podría valerles el empate.

Todo, tras un partido espeso, con una primera parte espantosa y una segunda en la que se echó de menos algo de ímpetu por parte del Benfica.

El primero en entrar en calor fue Hulk. Sus potentes galopadas y sus disparos desde lejos siempre intimidan, aunque su eficacia no suele ser la esperada.

Lo intentó en el minuto 4 con un libre directo que calentó las manos de Julio César y poco más se le volvió a ver.

Lo siguiente fue una sucesión de tarjetas amarillas, hasta seis amonestados en la primera mitad por sólo dos tiros a puerta.

Los números a veces sí definen lo que ha sido un partido. Ese segundo disparo fue de Salvio tras una gran jugada por la izquierda de Gaitán.

Lodygin salió con todo y tapó bien el remate del exatlético.

La segunda parte empezó más animada.

Al Benfica el empate ya le complicaba mucho el pase, así que dio un paso adelante. Luisao y Jardel tuvieron una primera ocasión doble a la salida de un córner y Lima la siguiente con un zurdazo desde lejos.

En el 60′, Gaitán se marcó una gran jugada por la izquierda pero su centro raso no halló rematador.

Es decir, cuatro buenos acercamientos pero que realmente no probaron a Lodygin. Y los del Zenit eran similares, con disparos lejanos de Hulk y Shatov, pero sin ir entre palos…

Así que el primer balón que busco portería, la encontró. En el minuto 79, el Zenit jugó con paciencia en la banda derecha hasta que Hulk centró al corazón del área. Su compañero Danny entró solo y fusiló sin piedad a Julio César.

Los jugadores con más talento de su equipo conectaron por fin con éxito.

El Benfica, eliminado con el 1-0, quedó tan grogui que fue incapaz ni de volcarse hacia el área de su rival.

Ni colgando balones, ni chutando desde lejos, ni con fuerzas de flaqueza.

Ha tenido tan poca miga el Benfica en un grupo asequible que ni podrá echar la culpa a la maldición de Guttmann.

Decepcionantes los de Jorge Jesus y oxígeno para el Zenit, que tiene en su mano colarse en unos octavos de Champions.

vía Danny pone al Zenit a tiro de los octavos y elimina al Benfica | Liga de Campeones | AS.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *