Argentina convence y lidera en soledad (4-0) : Eliminatorias

Argentina asumió el liderato en solitario de la eliminatoria sudamericana para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ al golear 4-0 a Ecuador, en partido por la 5° fecha de la competencia preliminar.

Sergio Agüero, a los 20 minutos, abrió la cuenta tras una impecable habilitación de Ángel Di María; luego, Gonzalo Higuaín continuó la fiesta a los 29 tras una fantástica jugada de Lione Messi, quien firmó el 3-0 a los 31 con una acción individual. Di María se encargó de cerrar la cuenta a los 73 para completar la goleada en un eufórico estadio Monumental.

Presión y búsqueda

Martilló Argentina a Ecuador desde el primer minuto, aunque sin el orden o la clarridad indispensable para quebrar el planteo visitante. Un batallón de camisetas amarillas le cerraba el paso a los argentinos con cinco volantes de marca dispuestos por el entrenador ecuadoriano Reinaldo Rueda, y la solitaria presencia ofensiva de Christian Benítez.

Antonio Valencia, Pedro Quiñonez y Christian Noboa formaban una muralla infranqueable para un equipo albiceleste que no sabía aprovechar el factor sopresa, que no tenía insprirado a Di María y no encontraba los espacios para capitalizar la potencia de Gonzalo Higuaín.

Gabriel Achillier y Walter Ayoví clausuraban los laterales y le ponían candado a los desplazamientos de Agüero e Higuaín. Pero Ecuador se encerró demasiado, renunció al ataque y tomó un riesgo que le costó el derrumbe al perder el control del balón en el medio juego.

Caen los goles

El muro ecuatoriano se cayó como un castillo de naipes cuando por fin encontraron espacios para triangular Messi y Di María, que le puso el pase magistral de emboquillada a Agüero, y el Kuhn no perdonó: con un derechazo rasante colocado al segundo palo, batió a Alexander Domínguez y abrió el partido para los suyos.

Minutos después volvió a surgir la galera del mago Messi para darle un pase-gol a Higuaín quien tampoco tuvo piedad con Domínguez y lo aniquiló con otro remate cruzado.

Y la noche cayó implacable sobre Ecuador cuando Messi sacó de nuevo un conejo de la galera, arrancó con su velocidad sobrenatural y arrasó a cuanta camiseta amarilla se le cruzara para jugar una pared de alta estirpe con Higuaín. ‘Pipita’ del Real Madrid le devolvió el balón sin hesitar y Messi clavó la pelota en un ángulo alto para desatar una fiesta en las tribunas.

Un tiempo de más

La fiesta alrededor del ídolo del FC Barcelona puso justicia a tanta espera, tanta impaciencia, con el mejor jugador del mundo, que volvió a tener el premio de una ovación de miles de hinchas agradecidos y eufóricos.

Quedaban atrás entonces las algunas falencias defensivas evidenciadas por la dupla derecha de la defensa argentina formada por Pablo Zabaleta y Federico Fernández, compensadas en parte por el funcionamiento más aceitado de la pareja izquierda, compuesta por Ezequiel Garay y Clemente Rodríguez.

Alto tarde, Ecuador abandonó su actitud timorata para adelantar líneas, y el técnico Rueda hizo ingresar a Jaime Ayoví en lugar de Fernando Saritama.

Di María, con un remate cruzado a los 73 minutos, marcó el cuarto tanto argentino ya el partido estaba liquidado, pero sirvió a la Argentina para templar aún más el ánimo y subirse a lo más alto de las eliminatorias sudamericanas.

vía FIFA.com – Argentina convence y lidera en soledad (4-0).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *