Argentina es contundente y lidera (3-1) – Eliminatorias

Argentina hizo alardes de su poderío ofensivo y derrotó este viernes 7 de septiembre a Paraguay por 3-1 con goles de Ángel Di María, Gonzalo Higuaín y Lionel Messi, quien admeás estrelló dos balones en los palos. Con este resultado, la Albiceleste pasó a liderar en soledad la clasificación sudamericana a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

El equipo que dirige Alejandro Sabella, letal en el área adversaria, siguió los pasos que dio entre junio y agosto con los cuatro goles que marcó ante Brasil (4-3) y tres frente a Alemania (1-3) en partidos amistosos, con los que se preparó para este tramo decisivo de las eliminatorias.

Paraguay, que anotó de penal a través del argentino nacionalizado paraguayo Jonathan Fabbro por un fallo del medio centro Rodrigo Braña, no tuvo posibilidades de poner en aprietos a una defensa local relajada al máximo, pese a la experiencia de los puntas albirrojos Roque Santa Cruz y Haedo Valdéz.

Di María fue el organizador de los argentinos, el jugador que ordenó el juego de su equipo y liberó de responsabilidades a Messi, marcado en zona pero por varios jugadores, pese a lo cual fue el que mayores posibilidades tuvo frente a la meta rival.

Con esta victoria Argentina lidera la clasificación sudamericana con 13 puntos, y el próximo martes se enfrentará a Perú en Lima.

Intenciones y ventajas

El equipo local fue directamente a las cosas, y a los tres minutos, tras una pase largo de Gago a Lavezzi y un centro de éste que no alcanzaron a rechazar los zagueros paraguayos, Di María marcó con un impecable remate de zurda desde fuera del área.

Paraguay impidió, sin atosigarle, que Messi jugara con libertad, luchó en la zona central para anular la creatividad albiceleste y controlar la situación, pero recorrió trayectos cortos con la pelota en los pies de Ayala, Riveros, Estigarribia y Fabbro.

Chocó demasiado y no encontró espacios para que Santa Cruz entrara al área de los argentinos, que intentaron repetir la jugada con la que abrieron el marcador, con un Lavezzi escurridizo por la banda derecha y estuvieron a un paso de aumentar la cuenta.

Las faltas limitaron a Messi, también a Lavezzi. Paraguay se vio obligado a apelar a ellas para cortar los veloces intentos argentinos, desentendiéndose de su necesidad de atacar para igualar el marcador, pero un error de Braña, que quiso rechazar el balón con la cabeza y le dio con la mano le dio a la albirroja una posibilidad inmejorable para marcar.

Fabbro, de penal, consiguió el empate transitorio a los 18, en un partido sin relieves, denso por la sucesión de faltas paraguayas y con cierto dominio de Argentina, aunque carente de brillo y profundidad.

Pero en una jugada rápida, como surgida de otro encuentro, Di María dejó casi en soledad a Higuían frente al portero Villar a los 30 minutos y volvió a poner en ventaja a los albicelestes, que tuvieron otra oportunidad para anotar cuando Messi, a los 36, estrelló el balón en un poste al cobrar una falta.

Argentina intentaba jugar, Paraguay no dejaba de luchar, y el partido tuvo un módico desarrollo durante toda la primera parte. Los locales generaron tres situaciones de peligro y anotaron dos goles, los paraguayos ninguna y marcaron una vez, desde los once metros, por un error de su oponente.

Lo buscó, lo encontró

En el arranque del segundo tiempo Messi aprovechó un error defensivo de Paraguay, llevó el balón dominado en solitario hasta enfrentarse al meta Villar y su vaselina de zurda dio en un poste.

El equipo de Alejandro Sabella acentuó su dominio, sin contar con la precisión de ocasiones recientes y a la espera de que Messi tuviera otra oportunidad y mejor puntería para anotar, frente a una formación que no encontraba la manera de progresar en el campo.

Y un zurdazo de tiro libre de ‘la Pulga’, junto a un palo, dieron el tercer gol a Argentina a los 64 minutos y provocaron la algarabía de una multitud que colmó los graderíos del estadio Mario Alberto Kempes.

Santa Cruz tuvo poco contacto con la pelota, Haedo Valdez salió en su reemplazo para intentar algo más, pero a Paraguay le faltó juego y se diluyó cuando comenzó a perder distancia en los marcajes. El resto del partido fue favorable a los impulsos locales, que no afrontó riesgos en ningún momento del encuentro

vía Argentina es contundente y lidera (3-1) – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *