Real Madrid se lleva el Clásico y se pone a un punto

El Real Madrid se impuso en el Clásico, en la 11ª jornada de la Liga española, por 3-1 ante un Barcelona en el que debutó el uruguayo Luis Suárez, que comenzó el partido como titular.
IMG_0728.JPG

El brasileño Neymar adelantó al Barcelona al inicio del encuentro (4), tras recibir un pase del delantero charrúa, pero el Real Madrid remontó con tantos de Cristiano Ronaldo (35, de penal), Pepe (50) y Karim Benzema (61).

Ambos equipos disputaron un primer tiempo muy igualado, pero en el complemento el Real Madrid se mostró superior y acabó llevándose una victoria justa, siendo la primera derrota del Barça en esta Liga.

El Barcelona, fiel a su estilo, comenzó dominando el juego y fruto de ello llegó el primer gol, en la primera aproximación de peligro en una de las dos áreas.

Desde la banda derecha, Luis Suárez cruzó el balón hacia el otro lado, Neymar controló en vértice del área, se fue centrando y desde la media luna disparó con la derecha, raso y pegado al palo para batir a Casillas (m. 4).

El Madrid reaccionó bien y en los minutos siguientes Karim Benzema tuvo tres ocasiones claras de gol: James pasó al francés y Claudio Bravo salvó a bocajarro (5); jugada por la izquierda del brasileño Marcelo, pero su pase se le quedó atrás cuando el galo estaba ya preparado para marcar (9); el 9 blanco cabeceó al larguero y en el rechace empaló con la derecha, otra vez al palo (11).

El Real Madrid estaba volcado hacia la portería del Barcelona y Lionel Messi tuvo dos grandes ocasiones para ampliar diferencias: primero en una jugada personal que acabó con un disparo que paró Casillas y segundos después, Suárez centró desde la derecha y el argentino remató solo en el área pequeña, pero el arquero blanco realizó una parada providencial (22 y 23).

Ocasiones para ambos equipos
A partir de ese momento, el Barcelona se sacó de encima el dominio del equipo local y creó mucho peligro con su nuevo tridente atacante (Messi-Neymar-Suárez) ante un Real Madrid que corría detrás de la pelota y que vio como el brasileño y el uruguayo pudieron marcar en dos ocasiones consecutivas (26 y 27).

Sin embargo, el Real Madrid logró el empate poco después de la media hora de juego, en una internada por la izquierda de Marcelo, uno de los más destacados de su equipo, y su centro lo cortó con la mano desde el suelo Gerard Piqué.

Cristiano Ronaldo anoto su gol 16º en Liga (35), acabando de paso con la imbatibilidad del chileno Claudio Bravo en campeonato español, que aún no había recibido ningún tanto en ocho partidos defendiendo la camiseta del Barcelona.

Con el empate en el marcador, ambos equipos se limitaron a aguantar el balón en los últimos 10 minutos, sin arriesgar a recibir un segundo gol antes del descanso.

Solo el Real Madrid estuvo cerca de marcar, después de otro gran centro de Marcelo desde la izquierda que James, solo en el borde del área pequeña, remató demasiado cruzado.

Superioridad blanca en el complemento
En el complemento, el Barcelona parecía que poco a poco parecía venirse abajo físicamente y, además, evidenció que la defensa de los balones parados no es su fuerte. En un córner desde la derecha, Pepe remató solo desde el centro del área, sin que Bravo pudiese hacer nada por evitar el gol (50).

El francés Jeremy Mathieu tuvo la oportunidad de marcar con un zurdazo que sacó a córner Casillas (57) y en la primera clara que tuvo el Real Madrid no falló.

Isco se aprovechó de un fallo de Andrés Iniesta y Javier Mascherano para montar un contragolpe, cedió para Cristiano, éste para James y el colombiano sirvió para Benzema para que el francés lograse el tercero de disparo cruzado (61).

Con el marcador a su favor, el Real Madrid se limitó a replegarse y rematar el resultado en otra contra, ante un rival desdibujado en el segundo tiempo, con lagunas defensivas y poca velocidad en ataque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *