Colombia cosecha los frutos – Noticias

Colombia todavía vibra con el recuerdo fresco del 11 de octubre de 2013. Ese día, la selección que dirige José Pekerman igualó 3-3 con Chile y consiguió el pasaje a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ tras 16 años de ausencia en una fase final. Pero la efervescencia futbolística que vive el país no se reduce al haber llegado sino también al cómo, porque la generación de los Radamel Falcao y James Rodríguez consiguió lo impensable hasta hace poco: escalar hasta la cuarta posición de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola y ser cabeza de serie del torneo por primera vez en su historia.

Una mirada rápida a los números puede generar sorpresa, ya que Colombia terminó 2010 con 558 puntos en el puesto 48 del escalafón tras ver su tercer Mundial consecutivo por televisión. Pero la matemática tiene explicación: en apenas tres años, un fútbol que siempre gustó de la posesión y el toque al ras del césped recuperó la excelencia de la camada de mitos como Carlos Valderrama, Faustino Asprilla o Freddy Rincón y volvió a ser ganador. Finalizó en el puesto 36 en 2011 pero, a partir de comienzos de 2012, con la llegada al banquillo del argentino José Pekerman, subió como la espuma: en los últimos 23 meses sumó 491 unidades.

“Con Pekerman llegó una persona de fútbol, que sabe jugar y que, a su estilo, ha recuperado la identidad del fútbol colombiano”, dijo el genial Pibe Valderrama a FIFA.com en una entrevista exclusiva. “Los jugadores se han adaptado y están consiguiendo los resultados que a Colombia y al mundo le gustan. Y no ha ganado los partidos porque sí, sino porque está jugando bien al fútbol”, justificó la gran figura del equipo de los ’90.

Números que hablan

Pekerman, tres veces campeón mundial sub-20 con Argentina y cuartofinalista con la mayor en Alemania 2006, reemplazó a Leonel Álvarez en enero de 2012, cuando los Cafeteros marchaban cuartos en la eliminatoria sudamericana. Se convirtió en el primer técnico extranjero dirigiendo la selección desde 1981 y logró 13 victorias en 20 partidos, suceso que la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola supo premiar.

Con Pekerman llegó una persona de fútbol, que sabe jugar y que, a su estilo, ha recuperado la identidad del fútbol colombiano.Carlos Valderrama, sobre la influencia de José Pekerman en el resurgir de selección colombiana.

Al tenerse en cuenta para la suma de puntos no sólo ganar sino también contra quién, en qué Confederación, por qué instancia y la proximidad de los logros –los buenos resultados van perdiendo paulatinamente incidencia hasta desaparecer a los cuatro años-, Colombia llegó en julio de este año a ser tercera. Venció a Uruguay (4-0), a Chile como visitante (3-1) e igualó en Buenos Aires con Argentina (0-0), todos logros recientes obtenidos por eliminatorias, ante rivales mejor ubicados en ese momento en el ranking y en el marco de la Confederación con más fuerza junto a la UEFA: la CONMEBOL.

Y más allá de otras victorias de valor en el camino a Brasil 2014, en el que quedó segunda de Argentina con 30 puntos, obtuvo buenas actuaciones en amistosos: venció a México (2-0) en febrero de 2012 en el debut de Pekerman, igualó con Brasil (1-1) en noviembre de ese año y, hace unas semanas, venció a Bélgica (2-0) en Bruselas e igualó ante Países Bajos (0-0) en Amsterdam.

El fruto de un trabajo serio

La incidencia del técnico en el boom de la Selección Colombia es indudable por su capacidad para sacar el máximo provecho a los mejores frutos de la cantera colombiana, un semillero consecuencia de los progresos conseguidos en la organización para captar jóvenes y formarlos.

A finales de los ’90, de la mano de quien hoy es el seleccionador de Ecuador, el colombiano Reinaldo Rueda, la Federación Colombiana comenzó a organizar torneos nacionales sub-14 y a hacer un scouting muy profundo para descubrir talentos. Se invirtió en organización para crecer y la sabiduría Rueda esculpió perlas como Falcao, Rodríguez, Freddy Guarín, Macnelly Torres, Abel Aguilar, entre otros. Con algunos de ellos, logró un histórico tercer puesto en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Emiratos Árabes Unidos 2003.

La inversión se hizo positiva y hoy Colombia tiene varios jugadores en las mejores ligas del mundo como nunca antes. “Creo que esta generación nos lleva ventaja”, reconoce Valderrama. “Este grupo juega todo fuera de Colombia. Yo recién me fui después del Mundial del 90 y luego partieron Lionel (Álvarez), (René) Higuita y el resto. Estos jugadores llevan mucho tiempo fuera del país y eso nos da un poco más de experiencia internacional, otra cultura y otra forma de vivir”.

El roce internacional de una generación dorada en su punto de madurez y un trabajo a conciencia llevaron a Colombia hasta donde está hoy. Brasil 2014 marcará cuánta historia más tiene por escribir.

vía Colombia cosecha los frutos – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *