Susto para España en un día apasionante – Mundial Sub 20

EL RESUMEN DE LA JORNADA: Remontadas, tarjetas rojas, goles agónicos, estadios ensordecedores y avalancha de penales: la primera jornada de octavos de final de Turquía 2013 nos ha deparado todo esto y muchísimo más. De entre tanta emoción y dramatismo han surgido dos fascinantes emparejamientos de cuartos. En primer lugar, Francia se ha impuesto a los anfitriones para concertar una cita con una de las grandes sorpresas de la competición, Uzbekistán, verdugo de Grecia. En segundo lugar, la gran favorita y campeona de Europa, España, tras el susto que le ha propinado México antes de que Jesé se lanzara al rescate, pondrá a prueba su impoluto registro contra Uruguay, que eliminó a Nigeria.

Resultados

Octavos de final

España 2-1 México (Derik 74’, Jesé 90’; González 2′)

Grecia 1-3 Uzbekistán (Stafylidis 33’ -PEN-; Makhstaliev 26’, Sergeev 62’ -PEN-, Rakhmanov 83’ -PEN-)

Nigeria 1-2 Uruguay (Kayode 69’; López 65’, 84’ -PEN-)

Francia 4-1 Turquía (Kondogbia 18’, Bahebeck 34’, Sanogo 67’, Veretout 73’; Baki 77’)

Momentos destacados

Predicando con el ejemplo

Antonio Briseño llegó a Turquía 2013 con el brazalete de capitán de México, pero se ha pasado los dos últimos partidos en la banca, pues el seleccionador Sergio Almaguer lo descartó para el equipo después de las dos primeras derrotas que sufrió el Tri. Sin embargo, lejos de enojarse por las circunstancias adversas que le ha tocado vivir, el defensa ha demostrado hoy que es un líder hecho y derecho. Briseño se ha tragado la decepción, ha resistido la tentación de quedarse a calentar banquillo y se ha puesto en pie continuamente para aplaudir y animar a todo pulmón a sus compañeros, incluso al hombre que ha ocupado su puesto. Si bien México acabó sufriendo la derrota más cruel, la pasión con la que se entregó el equipo a lo largo del partido se ha visto personificada en un jugador que ni siquiera ha saltado al terreno de juego.

Premio a la devoción

En todos los partidos que Uzbekistán lleva disputados en Turquía, una banda exuberante de seguidores armados con tambores ha aportado alegría y colorido a los encuentros de su equipo, ganara, perdiera o empatara. En los últimos seis días, estos aficionados han debido hacer acopio de una voluntad y una resolución enormes para animar a los suyos, pues han tenido que recorrer más de 1.500 kilómetros entre Bursa, Antalya y Gaziantep. Tales sacrificios no siempre encuentran recompensa en el fútbol, pero los jugadores de Uzbekistán se aseguraron de que sus seguidores regresaran al hotel locos de alegría y con muchas ganas de emprender un nuevo viaje, en esta ocasión a Rize, para la disputa de los cuartos de final.

Jesé emula a los grandes

Marcar en el último minuto el gol de la victoria será sin duda suficiente motivo para que Jesé se sienta esta noche orgulloso de sí mismo. Sin embargo, el triunfo sobre México se ha convertido en el cuarto partido consecutivo en el que el delantero español ha visto puerta en Turquía 2013. La gesta no sólo lo sitúa empatado con Bruma en el primer puesto de la tabla de máximos goleadores de esta edición, sino que además lo lleva a emular a algunos de los grandes futbolistas de todos los tiempos. Únicamente otros ocho jugadores han marcado goles en cuatro partidos consecutivos de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, y entre ellos figuran los nombres de Juan Román Riquelme, Adriano, Lionel Messi y Diego Maradona. Ninguna de estas figuras legendarias, sin embargo, repitieron la gesta en un quinto encuentro consecutivo; tan sólo el húngaro Vladimir Koman puede vanagloriarse de ello. Ahora, Jesé buscará emular a Koman cuando España se enfrente a Uruguay en cuartos de final.

Nigeria rinde homenaje a uno de sus Súper Águilas

La sombra de la tristeza empañó el encuentro entre Nigeria y Uruguay al conocerse la noticia de la muerte de Thompson Oliha a la edad de 44 años, legendario jugador de las Súper Águilas que honró con su presencia la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA en 1987. Los nigerianos portaron brazaletes negros en señal de respeto por su admirado predecesor, quien ganó la Copa Africana de Naciones y representó a su país en la Copa Mundial de la FIFA en 1994. Si bien Nigeria no pudo dedicarle a Oliha una victoria, el coraje con el que afrontó su labor cuando se vio reducida a diez hombres, por no mencionar el apoyo de su afición, supuso de por sí un homenaje excepcional.

vía Susto para España en un día apasionante – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *