La reivindicación de Corona – Olimpicos

Cuando llegan las eliminatorias directas de una competición es crucial mantener la sangre fría. Para un portero esa cualidad es absolutamente necesarias todos los días de su carrera. Por eso nadie mejor que el arquero para transmitir esas sensaciones al equipo.

José Corona, es el encargado del arco mexicano y a sus 31 años, es uno de los veteranos del equipo olímpico azteca. Esa doble condición le ayuda en sus labores de capitán para motivar al Tri en el gran reto que viene: las semifinales del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino Londres 2012.

“Va a ser muy importante la comunicación de los tres mayores para con los jóvenes. Debemos tranquilizarlos. El próximo partido es muy importante pero no tenemos que salir acelerados. Simplemente tenemos que mantener la misma línea de juego y no regalar ningún espacio. Hay que estar tranquilos y disfrutar cada momento”, dice Corona en exclusiva para FIFA.com luego del partido de cuartos en el que se impusieron a Senegal por 4-2 en la prórroga.

Esa tranquilidad que pide repetidamente, la demostraron tanto él como su equipo ante los africanos. Mantuvieron la sangre fría a pesar de ver como les empataban un partido que tenían con 2-0 a favor a la hora de juego.

Corona recibió ahí sus dos primeros goles del torneo pero no desesperó ni dejó que esa sensación se apoderase de los suyos. “Uno sabe que siempre está la posibilidad latente de recibir un gol. Pero yo estaba bien y sabía que tenía que transmitir esa tranquilidad a los compañeros. Es una lástima no poder mantener el arco a cero, pero el rival también acierta algunas de sus ocasiones. Afortunadamente no fue a mayores el daño que nos hicieron y conseguimos seguir adelante”, comenta el arquero.

El portero del Cruz Azul disputa segunda cita olímpica después de Atenas 2004 pero allí el Tri no logró superar la fase de grupos. Consciente de lo que cuesta avanzar, Corona saborea la sensación. “Estoy muy contento con el resultado y por haber pasado a semifinales superando a un gran rival que nos complicó en todo momento. Y estoy contento con la actitud del equipo que nunca bajó los brazos”, celebra.

Pero es una celebración comedida porque aun queda una camino complejo. “Japón es un equipo muy ordenado, muy trabajado física y mentalmente. Creo que la manera de marcar la diferencia será mantener la posesión del balón para, con paciencia, inclinar la balanza de nuestro lado”, opina de sus rivales en semifinales.

Se considera que una cita olímpica es una gran oportunidad de darse a conocer para los jóvenes y un premio para los tres veteranos permitidos en el grupo, pero en el caso de Corona, ésta también puede ser una ocasión para reivindicarse y dar un paso definitivo para convertirse en el arquero titular de México en las próximas eliminatorias mundialistas.

Sin duda, una medalla al cuello avalaría con más fuerza su candidatura. “Venimos con el objetivo y la mentalidad de llevarnos una medalla. Acabamos de dar un paso adelante muy importante y pelearemos duro en semifinales para poder conseguirla”, advierte.

vía La reivindicación de Corona – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *