Navas y su confianza extrema – Copa Confederaciones

Jesús Navas se paró frente a la pelota. Era el séptimo penalti para España, el décimo cuarto de la serie. Leonardo Bonucci ya había fallado la ejecución anterior, lo que significaba que, si el de Los Palacios marcaba, La Roja avanzaría a la final de la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013.

Así, el número 22 español tomó carrerilla y, como si estuviera predestinado, mandó un disparo raso, a la esquina de la portería del desvalido Gianluigi Buffon. Cuando la pelota sacudió las redes, Navas corrió hacia la banda para celebrar, perseguido por sus compañeros, que sabían que esa celebración significaba mucho más que los pocos metros que recorrió tras su disparo…

La palabra mágica

Tras los festejos, y después de haber pasado un segundo por el vestidor, un Jesús Navas aun visiblemente emocionado habla en exclusiva para FIFA.com. Lo hace con entusiasmo, pero también con la certeza del deber cumplido. Y deja en claro que aquel muchacho tímido, que algún día había sufrido crisis de ansiedad que pusieron en peligro su carrera, había quedado atrás para siempre.

El nuevo fichaje del Manchester City tiene ahora una palabra mágica: “Seguridad”. Y fue en esos términos que describió el momento decisivo de la tanda de penales. “Tenía mucha confianza, en mí mismo y en el grupo. En ese momento no me pasó nada por la mente porque estaba seguro de mi objetivo. Y por fortuna logré realizarlo”, confiesa el delantero de 27 años.

Así, sin cortapisas. Bien distinto del que un día declaró: “Me ocurrió aquella vez (la primera crisis de ansiedad) y luego me daba miedo que se repitiera”. Ahora, esa confianza se derrama en sus palabras y en sus gestos, contagiando a sus compañeros. “Estábamos fuertes mentalmente y eso hizo la diferencia”, considera al hablar sobre el encuentro.

Apoyo del grupo

Al terminar la semifinal, la primera declaración que hizo el vivaz extremo fue más que generosa. “Dedico el partido a mi familia y a esta generación estupenda”, afirmó ante las cámaras. Y no es sorprendente que sus compañeros no tengan más que palabras de elogio hacia su contribución al equipo, tanto dentro como fuera de la cancha.

Como tampoco es coincidencia que, al referirse a él, Fernando Torres utilice la misma expresión, el mismo mantra. “La confianza que tenía él al lanzar el penalti es la que teníamos todos en él. Después de todo lo que ha tenido que pasar se convirtió en un jugador muy fuerte mentalmente. Estoy feliz con él, es un futbolista importante para esta generación y me da gusto que sea el hombre del día”, considera El Niño.

El análisis de otro referente de La Roja, Gerard Piqué, tiene el mismo tenor, aunque el defensor del Barcelona se refiera más a su participación durante el encuentro, que resultó igualmente importante. “Fue muy emocionante. Es un orgullo tenerlo en el equipo porque es un jugador que siempre nos aporta algo distinto. Hoy lo hizo con su velocidad, con su capacidad al uno contra uno. Nos ha dado muchas ocasiones”, elogió el zaguero.

Allá parte Navas. Primero atenderá a la prensa en la zona mixta y luego podrá celebrar con sus compañeros. Tan orgulloso como seguro de sí mismo.

vía Navas y su confianza extrema – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *