Doblete de triunfos para cuatro grandes – Champions League

EL RESUMEN DE LA JORNADA – Schalke 04 (Grupo E), Arsenal (F), Atlético de Madrid (G) y FC Barcelona (H) sumaron el martes 1 de octubre su segunda victoria consecutiva, con lo que pasan a ocupar la cabeza de sus respectivos grupos, en la primera parte de la segunda jornada de la Liga de Campeones de la UEFA.

Los grandes derrotados de la primera, Chelsea y Borussia Dortmund, se reconciliaron al mismo tiempo con el triunfo, y a lo grande, al anotar siete tantos entre ambos, sin recibir ninguno. En una noche que deparó muchos goles, ganaron cuatro equipos visitantes.

El partido destacado

Arsenal 2-0 Nápoles

Goles: Mesut Oezil (8′), Olivier Giroud (15′)

El primer cuarto de hora fue frenético. El Nápoles, acorralado, no tuvo tiempo de asentarse. Cada acción del tridente compuesto por Mesut Oezil, por quien pasaban todos los balones, Aaron Ramsey y Olivier Giroud llevaba peligro. El primer gol resume el impacto de los tres en el choque: Giroud efectuó un control orientado con el pecho para Ramsey, que se infiltró por el extremo derecho antes de ceder para Oezil, en la entrada del área, quien no tuvo más que girar la bota para batir a Pepe Reina. Siete minutos más tarde se repetía el guión: tras combinar con Giroud, Oezil aceleró, se internó en el área y dio el balón al francés, que superó a Reina a quemarropa. El Nápoles volvería a meterse en el partido, aunque sin llegar a recuperarse del castigo de los quince minutos iniciales.

Las lecciones del día

Grupo E

FC Basilea 0-1 Schalke 04

Steaua de Bucarest 0-4 Chelsea

Por si alguien todavía lo dudaba, el Schalke confirmó la buena salud del fútbol alemán aupándose al liderato de la liguilla. El partido fue duro, y muy equilibrado. Como suele ocurrir en estos casos, una jugada individual marcó diferencias: un despeje defectuoso de la defensa suiza en un saque de esquina y Julian Draxler, sin titubear, conectó una volea con la pierna derecha que Yann Sommer desvió al fondo de su propia portería. En el otro encuentro, el Chelsea y José Mourinho recibieron una inyección de confianza. Los Blues se emplearon al máximo para imponerse en la batalla del mediocampo y supieron aprovechar sus oportunidades, al materializar dos de sus nueve tiros entre los tres palos del primer tiempo. Dos potentísimos lanzamientos de Samuel Eto’o originaron los tantos, si bien el arquero rumano, Ciprian Tatarusanu, no estuvo muy entonado. Después del descanso, Ramires y Frank Lampard se encargaron de ampliar el marcador.

Grupo F

Borussia Dortmund 3-0 Marsella

El Olympique de Marsella soñaba con reeditar la proeza del 6 de diciembre de 2011, cuando había ganado por 2-3. Pero el Borussia ha adquirido otra dimensión en los dos últimos años. Los subcampeones de Europa, sólidos en todas las líneas, rapidísimos y llevados en volandas por un público excepcional, agotaron a un rival voluntarioso, pero falto de acierto. Los alemanes sentenciaron mediante una acción colectiva concluida por Robert Lewandowski, un disparo de Marco Reus desde 35 metros y un penal transformado por el omnipresente polaco. El Dortmund enmendó así el tropiezo sufrido en Nápoles.

Grupo G

Zenit de San Petersburgo 0-0 Austria de Viena

FC Porto 1-2 Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid está protagonizando el mejor comienzo de temporada de su historia. Tres días después de ganar en el Bernabéu, los Colchoneros se impusieron por primera vez en el feudo del Porto. Los portugueses creyeron haber hecho lo más difícil al adelantarse en el minuto 16, gracias a un remate de cabeza de Jackson Martínez, pero el Atlético siguió dentro del partido, y dejó pasar la tormenta antes de lanzar algunas acometidas. El empate llegó a la hora de juego, en un testarazo de Diego Godín que superó a Helton. Luego, a cuatro minutos del final, en un golpe franco ejecutado en dos pasos, Arda Turan marcó de un disparo ajustado al larguero, y dio a los españoles el primer puesto de la liguilla. En el otro partido se demostró que dominar no siempre equivale a ganar. El Zenit, reducido a diez hombres durante todo el segundo periodo, a raíz de la expulsión de Axel Witsel, acabó pagando su torpeza en la finalización ante una formación austriaca que muestra una asombrosa madurez en su debut en el torneo. Los dos puntos perdidos podrían poner el peligro la clasificación de los rusos.

Grupo H

Ajax de Amsterdam 1-1 AC Milan

Celtic de Glasgow 0-1 FC Barcelona

Con Mario Balotelli como único punta, el Milan se contentó con asegurarse el empate durante 90 minutos. Un remate de cabeza del defensor Stefano Denswil en el tiempo añadido pondría en cuestión la política minimalista de los italianos, pero Balotelli no permitió que la afición de Amsterdam vibrase durante mucho tiempo. El delantero, solo contra todos, asumió la responsabilidad de transformar un penal cometido sobre él mismo. En cuanto al Barcelona, se desquitó de la derrota del año pasado en el Celtic Park, a pesar de la ausencia del lesionado Lionel Messi. Los catalanes no se dejaron intimidar lo más mínimo por la absoluta entrega de los escoceses, y encontraron en Neymar el clon perfecto de Messi, para efectuar aceleraciones mortíferas. El Barça golpeó en el momento de mayor presión del Celtic: un pase de Neymar en profundidad, desborde y centro al segundo palo de Alexis Sánchez para la cabeza de Cesc Fàbregas, que no perdonaría.

 

Jugador de la jornada
Samuel Eto’o ha vuelto. “Es agradable tener competencia”, se felicitaba el camerunés, que empezó el partido en el banco de reservas del Chelsea, al optar José Mourinho por Fernando Torres. Sin embargo, al cabo de diez minutos el español tuvo que abandonar la cancha lesionado, y Eto’o asumió las riendas de la situación. Fiel a su costumbre, no dudó en probar suerte mediante disparos potentes y bien colocados, con los que forzó varios errores de Ciprian Tatarusanu, quien dejó escapar algunos rechaces. Tras marcar 36 goles en 73 partidos con el Anzhi Makhachkala, Samuel Eto’o ha dejado claro en la Liga de Campeones que el que tuvo, retuvo.

Gol del día
Borussia Dortmund 1-0 Marsella (Robert Lewandowski, 19′)

En un contragolpe fulgurante conducido por Marco Reus, una oleada amarilla de seis jugadores alemanes invadió el área del Olympique de Marsella. Eric Durm y Henrikh Mkhitaryan hicieron circular el balón en el área exhibiendo una gran técnica, antes de asistir a Robert Lewandowski, quien no tuvo más que empujarlo.

Números que hablan
3: la tercera derrota del Celtic de Glasgow en 24 partidos de la Liga de Campeones de la UEFA en casa. El Barcelona también logró el tercer triunfo de sus ocho últimos encuentros a domicilio.

vía Doblete de triunfos para cuatro grandes – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.