El Barça, con clase y contundencia (3-1) : UEFA Champions League

Por quinto año consecutivo, el Barcelona, el actual campeón, no ha fallado en su cita con las semifinales tras ganar 3-1 en un partido el que el Milan llegó a igualar en el primer tiempo, pero cayó ante la calidad de los azulgrana, quienes resolvieron con dos tantos de penal de Messi y uno de Andrés Iniesta en el segundo tiempo.

Messi sumó su decimocuarto tanto en la presente edición de la Liga de Campeones e iguala la mejor marca de siempre de José Altafini y Pep Guardiola dirigió su partido cincuenta en la competición.

Los barcelonistas sufrieron únicamente durante siete minutos, entre el 33 y el 40 del primer tiempo en los que estuvo virtualmente eliminado, ante un rival con más oficio que calidad.

Para el Barça fue determinante el tanto de Iniesta en el segundo tiempo. El jugador español, que por una vez no tuvo incidencia en el juego, sí fue determinante en el resultado, porque anotó el 3-1 en una jugada de delantero centro y lo celebró, dedo al aire, en homenaje del primer aniversario de su hija Valeria.

Lionel Messi of Barcelona is tackled by Massimo Ambrosini of AC Milan

Tres defensas y nueve de casa. La sorpresa de Isaac Cuenca como extremo por la izquierda para aprovechar las bandas, el partido acelerado desde el primer minuto y el Milan jugando a buscar el partido. Nada de lo previsto, sorpresa tras sorpresa, también que Messi no estuviera fino en las dos primeras ocasiones que tuvo.

El tridente defensivo le dio al Barça más opciones por los extremos, donde Alves jugó desde el principio. Pero el Milan ofrecía la presencia de Ibrahimovic y la polivalencia de Boateng, presionaba arriba y su planteamiento fue más ofensivo que en San Siro.

Barcelona's Brazilian defender Daniel Alves (R) fights for the ball with AC Milan's Swedish forward Zlatan Ibrahimovic

Continuas llegadas azulgranas

No se inmutaron los italianos antes las continuas llegadas del Barça. La primera de Messi, en una contra en la que no definió bien, ni tampoco cuando el argentino se encontró con un regalo de Cesc dentro del área, una asistencia al primer toque que Messi desperdició.

En siete minutos, el Barça había desnudado al Milan, que no sabía si ir a por los azulgrana o esperar. Un error de Mexes, o un acierto de Messi, acabó con las dudas. El delantero le robó el balón al central en la línea central, encaró a Abbiati, pasó hacia atrás y en la segunda jugada Messi fue derribado por Antonini dentro del área.

Messi anotó el penal. En once minutos había hecho buena parte del trabajo. Con el 1-0 ni se desmoronaron los lombardos ni se vino arriba el Barça. Vivió el Milan de su oficio, inmutable, reconocible, esperando que pasara el chaparrón y buscar su oportunidad. Sabía que la tendría, el Barça también.

Barcelona's midfielder Andres Iniesta (C) scores past AC Milan's goalkeeper Chistian Abbiati

Sin agobios, los azulgrana dominaron. Sin prisas, poco exigidos por un rival que defendía con nueve y dejaba a Ibra y a Robinho en ataque.

Hasta que apareció Ibrahimovic, que regresaba al Camp Nou 700 días después de haber vestido por ultima vez la camiseta del Barça, y apuntó su calidad en una jugada de las que le gusta.

El sueco le dio una asistencia de lujo a Nocerino, quien entró desde la segunda línea y no tuvo problemas para batir a Valdés. Había empatado el Milan en la primera ocasión que tuvo (m.33).

Enloqueció el partido en los doce minutos siguientes. Se precipitó el Barça, que llegaba fácil hasta el área contraria, pero no acababa de encontrar el ‘clic’ definitivo en forma de combinación final cerca de Abbiati.

Y marcó el 2-1 el Barça con otro penalti. Esta vez por un agarrón de Nesta sobre Busquets, similar al que no le señalaron a Puyol a su favor en la ida. El árbitro Kuipers no dudó, Messi tampoco (2-1, m.40).

Antes del final, el argentino tuvo cerca el 3-1, también Cesc Fàbregas. El Milan dispuso de un libre directo de Ibrahimovic, cerca del área, el segundo remate en 45 minutos, el Barça había rematado once en ese tiempo.

vía FIFA.com – El Barça, con clase y contundencia (3-1).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.