A su estilo, Atlético Nacional se llevó el título : Liga Postobón

Nacional rompió los pronósticos y le colgó la estrella 12 a su escudo. El verde se coronó campeón de la Liga Postobón I 2013 al vencer a Santa Fe en el estadio El Campín.

 

 

Este Juan Carlos Osorio se las trae. Criticado, abucheado, resistido en el Atanasio y sus predios. De él han dicho de todo. Pero hoy sus críticos se quedan sin argumentos para refutarlo. Puede que su juego no encante a la tribuna; que abuse de la rotación en la nómina. Que esto, que lo otro… Pero se salió con la suya. Planteó un partido que rayó en la perfección.

El DT no traicionó su estilo y nuevamente pateó el tablero. A Jéfferson Duque, que lo había mandado a la tribuna en la ida, lo puso desde el primer minuto. Fue su mayor acierto. El planteo táctico hizo ver mal a Santa Fe.

Si algo ofrecía el 0-0 de la ida era obligación de ataque para uno y otro bando. Aunque Juan Carlos Osorio se la jugó con Jéfferson Duque como único hombre en punta, el volumen de ataque comenzó a aparecer desde el primer minuto. Los centros desde los costados fueron la constante. Sobre todo con Stefan Medina, que siempre desbordó por su banda derecha.

El local, por su parte, encontró en Jéfferson Cuero al hombre más incisivo en el ataque. Cada que el caleño metió cambio de ritmo, puso en aprietos a la defensa verde. Henríquez tuvo problemas para controlar al delantero. Pero Cuero lució solo.

Wílder Medina nunca apareció en la primera etapa. Tampoco en la complementaria. Al de Puerto Nare le pusieron marca escalonada y lució incomodo en el campo. Casi que perdido. A él se unió Ómar Pérez. El 10 ‘Cardenal’ no fue el jugador clave de otros partidos. Por eso las ideas en el medio rojo tampoco llegaron. Mala suerte para Santa Fe. Sus dos principales hombres no aparecieron en el momento clave.

La más clara del cuadro ‘Cardenal’ llegó al minuto 6. Un cobro de Ómar Pérez en una falta al borde del área casi cumple con la ley del doble cabezazo en el área es gol. Cuero se la puso a Valdés, pero el defensor la mandó por arriba.

La rapidez y velocidad con la que los equipos arrancaron el partido se fue viniendo a menos conforme pasaron los minutos.

Tanto el local como la visita abusaron las faltas y el partido se vio cortado. Sherman Cárdenas comenzó a mostrarse como el hombre más activo en el medio. Junto a Macnelly manejaron los hilos en el medio. Cuando abrieron a las bandas, Stefan Medina desbordó a placer. Pero Nacional llevó el balón hasta el área Roja. Allí, Jéfferson Duque lució solo, sin acompañamiento para armar una jugada de peligro. El jugador paisa, que jugó su primera final, no apareció en el primer tiempo. Solo lo hizo al minuto 38. Y con eso le bastó. El atacante recibió un balón luchado de Sherman y se las ingenió para dejar en el camino a Mesa y Valdés. Pura potencia en su camino al arco. Cuando pisó el área remató duro abajo. Golazo.

Silencio en el estadio de la 57. Duque, que tuvo que ver el partido de ida en el Atanasio desde la tribuna, le ratificó a Osorio

que cada que lo respalda en la titular, le responde con gol. Este fue su cuarto en la Liga.

A la contra

Como era de esperarse, Santa Fe entró en busca de la paridad. Lo hizo más con ganas que con fútbol. Wílder apareció por primera vez en el partido con un derechazo cruzado. Fue lo único que hizo el artillero de la Liga, que se va al fútbol ecuatoriano con el sinsabor de no ganar el título.

Nacional respondió a la contra. El verde cuidó el resultado desde el primer minuto y dejó a Duque solo arriba. El atacante llevó peligro en más de una ocasión. Tuvo para marcar mínimo dos más. Pero falló en la puntada final. En el minuto 24 dejó a Roa en el camino con un ´ocho´ y su remate lo devolvió el palo. Antes, Bedoya había probado con un zurdazo de fuera del área, que pasó rosando el travesaño. Casi. Sucedió lo mismo con Cuero, que solo ante Armani la mandó por un lado.

El peor enemigo de Santa Fe se volvió el reloj. Wilson Gutiérrez entendió que daba lo mismo perder por un gol que por tres o cuatro y miró hacia el banco. Ingresó a Martínez Borja y Lalinde. Se la jugó al todo o nada. Ahí se regaló atrás.

A diez minutos del final, Luis Fernando Mosquera, que llevaba pocos minutos en la cancha, liquidó el pleito. Contragolpe que encabezó Macnelly y se la sirvió a ‘Mosco’, que definió ante Vargas. El verde comenzó a acariciar el título.

Celebran en Medellín, en todo el Valle de Aburrá.. en muchos rincones del país. El título se tiñó de verde. Osorio bordó la 12 a su estilo.

Santa Fe, que rozó la gloria en Copa Libertadores y la Liga, se quedó con las manos vacías.

vía A su estilo, Atlético Nacional se llevó el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.