Quedan solo horas para que suene el pitazo oficial en el Estadio Alfonso López de la ciudad de Bucaramanga en donde le martes 24 de enero, Atlético Bucaramanga y Envigado abrirán la primera jornada de la Liga BetPlay 2023-I. El torneo cuenta con el título histórico del Deportivo Pereira como el último e histórico campeón, y los bumangueses y envigadeños quieren conseguir lo hecho por los pereiranos. 

Deportivo Pereira le puso fin a una racha de clubes históricos quedando campeones y demostraron que los llamados ‘chicos’ también pueden soñar con títulos. Así las cosas, el torneo también contará con dos conjuntos recientemente ascendidos que volverán a disputar la máxima categoría: Atlético Huila y Boyacá Chicó, segundo y primer ascendido respectivamente.

La primera jornada irá del martes 24 hasta el viernes 27 de enero con tres partidos aplazados por el Sudamericano Sub-20 en Cali y próximamente en la ciudad de Bogotá para el Hexagonal final. Pero, con este contexto, la mayoría de equipos se ha estado armando de la mejor manera para evitar una tabla que nadie quiere ver y que ni siquiera quieren estar cerca. América de Cali, uno de los clubes más grandes del país ya lo sufrió cuando descendió en el 2011.

La liga en Colombia cada año demuestra que ascender realmente no es un premio, pues a los dos recientemente ascendidos les toca remar con un proyecto donde el único objetivo es no descender, algo que habitualmente no sucede. Unión Magdalena fue una de las excepciones con un impresionante torneo logrando 40 puntos en 40 partidos disputados para salvarse, pero el Cortuluá, quien había subido para disputar el 2022 no logró conservar la categoría. Atlético Huila y Boyacá Chicó tendrán esa misión de realizar lo hecho por los samarios en busca de no caer de nuevo.

Boyacá Chicó y el Atlético Huila ya se han estrellado en varias ocasiones apenas ascienden a la máxima categoría de Colombia, pero este será un torneo para levantar cabeza y vencer el promedio negativo con el que empezarán. Comprometidos como últimos en la tabla del descenso, deberán obtener la mayoría de unidades posibles en el primer y segundo semestre para aspirar a salvarse así como lo hizo el Unión Magdalena y en su momento el Deportivo Pereira, quien ya escapó de esas posiciones incómodas en dicha tabla y hasta logró el título a finales del 2022.

Dentro de los comprometidos con el descenso, también aparecen dos grandes clubes. Uno tiene una Copa Conmebol Libertadores conseguida en 2004 y el otro fue campeón en el segundo semestre del 2021 y es uno de los equipos de tradición e históricos como lo es el Deportivo Cali que no levantó cabeza con Rafael Dudamel en el primer tramo del 2022, ni tampoco con Mayer Candelo y a Jorge Luis Pinto le tocará ahora cabalgar para conseguir escapar de posiciones incómodas.

Once Caldas ha optado por viejos conocidos con las contrataciones de Andrés Felipe Correa, Jhon Pajoy, David Lemos y Dayro Moreno. Además de Santiago Jiménez, Sherman Cárdenas, Santiago Muñoz y Luis Fernando Miranda como sus nuevos fichajes. Sufrieron la salida de Diego Valdés y Ayron del Valle, hombres gol, pero ahora intentarán escapar de la tabla del descenso. El Deportivo Cali por su parte volvió a traer a Jhon Vásquez, y trajo extranjeros importantes como el guardameta uruguayo Kevin Dawson y el delantero paraguayo Gustavo Adrián Ramírez. También a Kevin Riascos como defensor, Kevin Viveros en la delantera y Daniel Mantilla en las bandas.

Volviendo al tema de la tabla del descenso, parece más que curioso que el Deportivo Cali y Once Caldas aparezcan cerca, pero es la realidad. Atlético Huila y Boyacá Chicó tomarán los lugares de Cortuluá y Patriotas quienes descendieron y tendrán que remar mucho con un promedio de 0 en la tabla. Los huilenses ficharon a Jonathan Lopera, George Saunders, Jonathan Herrera, Faber Gil, Ronaldo Tavera y el brasileño Marcus Vinicius, mientras que los ajedrezados mantuvieron la base del ascenso y ficharon a Víctor Perea, el venezolano Galileo Del Castillo, Daniel Soto y el argentino Agustín Aleo.

Unión Magdalena logró quedarse en la máxima categoría durante el 2022, pero nuevamente le va a tocar luchar por todo el año la permanencia con un promedio de 1,00. Después del cuadro samario se encuentra Alianza Petrolera con 1,06. Los siguen el Deportivo Pasto de excelente segundo semestre cerca de meterse en la final que finalmente disputaron Deportivo Pereira y Deportivo Independiente Medellín. Increíblemente, aparecen el Once Caldas con el mismo promedio de los pastusos (1,19) y luego el Deportivo Cali con 1,23. Dos grandes que quieren sí o sí pasar la página de un flojo 2022 y salir de las posiciones incómodas. Así es la lista oficial del descenso para el comienzo del 2023:

Atlético Huila: 0.00

Boyacá Chicó: 0.00

Unión Magdalena: 1.00

Alianza Petrolera: 1.06

Deportivo Pasto: 1.19

Once Caldas: 1.19

Deportivo Cali: 1.23

Rionegro Águilas: 1.27

Jaguares de Córdoba: 1.29

Visit source site

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.