Alice Campello, empresaria de éxito con la firma de cosmética ‘Masqmai’, madre de tres hijos, que serán cuatro en unos días cuando llegue la buscada niña, es la mujer de Álvaro Morata, la persona que siempre está ahí, al lado del delantero de la selección española. Italiana, mejor dicho “muy italiana”, como dice ella, disfruta de la vida en Madrid, aunque estos días sin la presencia del futbolsita se le hacen duros. “Nunca te acostumbras. El otro día cuando se fue al Mundial… los niños llorando, él también. Imagínate si se me hace duro que estoy embarazada de 8 meses y me voy a Qatar. Necesito verle y apoyarle aunque sea un ratito. Siempre es duro cuando se va. Los niños le necesitan mucho. Están acostumbrados a tenerme a mi más tiempo. Álvaro es necesario en casa tanto para ellos como para mí. Somos los dos duros, pero el problema es que a él le escuchan mucho más. Es el padre más bueno del mundo, pero insiste mucho en que sean educados. Eso es lo más importante para nosotros. A veces tenemos que ser duros con ellos. Creo que como padre es muy justo. El día que se fue no paraba de escribirme y de decirme que me quiere. Estaba nervioso, pero en plan bien”, comenta para MARCA, en una conversación distendida, sincera y en la que acerca a todos los aficionados el otro lado del internacional español .

Ya puedes escuchar el segundo episodio:

Los cambios de equipo, los constantes viajes suponen un añadido a lo que es la vida de la familia de un futbolista de elite. “Es complicado. En mi caso hemos cambiado de país muchas veces. Me he mudado como 8 o 10 veces de casa. Nunca te puedes organizar, yo no sé lo que me va a pasar dentro de dos o cinco años. Esa es la parte más complicada, sobre todo ahora que tengo tres niños, casi cuatro. Pero también es muy bonito, el fútbol te da emociones que nunca me hubiera imaginado. Como en todo en la vida hay cosas positivas y cosas negativas”, afirma Alice. 

La vida pública es asumida como un elemento más en la vida de la familia Morata. “Es imposible que en la vida y en el trabajo te vaya siempre todo bien. La diferencia es que si tienen un mal partido o una mala racha todo el mundo sabe que estás pasando por un momento malo. A veces es complicado porque fallan algo y sales a la calle o vas al supermercado y tienes miles de personas recordándotelo o tirándote pullitas. A nosotros nos ha pasado ir al supermercado con los niños y que tiren pullitas hasta a los niños que tienen 4 años. Esa es la parte un poco más fea, pero también te acostumbras a ella. Hay que entender que no hay que dar importancia a estas cosas, pero es complicado incluso para mí que lo veo desde fuera y que no tengo nada que ver con este mundo“.  

La eurocopa como punto de inflexión

La presión sufrida por un deportista de elite a veces puede ser una condena de por vida y en otras ser el punto de inflexión. Alice cuenta la experiencia vivida en la pasada Eurocopa. “Se dice que te acostumbras, pero en realidad nunca te acostumbras del todo. Al final lo llevó muy bien y de todo se aprende algo. Fue una experiencia que creo que le ha hecho mucho más fuerte y mucho más hombre. Hemos madurado mucho juntos. Fue un momento que no queríamos ni salir de casa, no queríamos ver a nadie para que no nos recordarán esos momentos. Teníamos mucha ilusión de ganarla, él sobre todo. Al final pasó lo que pasó y ahora en el Mundial las cosas han cambiado. A veces hasta yendo al estadio me sentía juzgada yo. Las personas que tenía cerca me miraban como si hubiera fallado algo yo. Ahora te estoy hablando de cosas feas, pero también hay muchísimas cosas bonitas. En el mismo partido te puede parecer que el fútbol es lo peor del mundo y luego en un segundo cambia toda la situación.  Esas emociones y esos cambios son muy bonitos”.

Lo de gustar a todos es imposible. La pareja lo tiene muy claro. “Cuando tomas una decisión sabes también lo que conlleva. Nosotros vinimos preparados y sabíamos que iba a pasar eso. Los aficionados del Atleti le han recibido muy bien. La gente le quiere mucho y le apoya, pero siempre hay personas a las que no les vas a gustar. No puedes gustar a todo el mundo y eso hay que entenderlo. Hay personas que piensan que eres el mejor futbolista del mundo y otros que pensarán que eres el pero aunque consigas el mejor gol del mundo. Hay que dar la importancia que tiene a cada cosa. 

Hablamos del Morata futbolista. No hay dudas. ” Siempre se lo digo. Para mí siempre va a ser el mejor, pero no creo que sea casualidad que todos estos equipos cuenten contigo ni que los traspasos sean tan valorados. Puedes gustar o no, pero al final los hechos hablan y creo que está haciendo muchas cosas buenas”.

Alice Campello, empresaria de éxito

Ahora llega el turno de Alice Campello, que aunque va de la mano de Álvaro Morata, ha sabido hacerse con un nombre en la empresa, antes y durante su relación con el internacional español, basando parte de su éxito en las redes sociales como escaparate de sus productos. “Creo que los dos nos hemos aportado mucho. Yo le he aportado tranquilidad y en ayudarle en todo lo que puedo en el mundo del fútbol y él me ha ayudado también mucho a mí. Yo ya tenía mi trabajo que es el mismo que hago ahora, pero sí que él me ha empujado a crear una marca propia. Él siempre ve lo mejor de mí y siempre intenta que yo haga las cosas mejor. He creado una marca de cosmética que ahora se está vendiendo en las mejores tiendas, estamos haciendo unos números increíbles”. 

Redes sociales como medio no como fin y menos aún para competir con Álvaro. “¿Competir? No nos interesa nada eso. No me doy cuenta si tengo 3 o 4 millones. Yo subo fotos porque realmente las subiría aunque tuviera 1.000 seguidores. No pienso todo el rato en salir guapísima en las fotos, soy natural y creo que es lo que gusta a la gente. Amo mi trabajo, me despierto pensando en qué puedo mejorar y son cosas que realmente hago porque me gusta hacerlas. No hay pique porque a Álvaro le interesan cero las redes. Nos interesan por el trabajo, pero a veces te crean más problemas que otra cosa. Tenemos una vida tan sana y tranquila que no me hace falta pensar en si lo que hago va a influir a los demás“.  

Dentro de esa categoría de emprendedora y en una familia con éxito en los negocios, Alice ha demostrado iniciativa e inqiuetud. “Empecé con los bolsos, estaba yendo muy bien, pero luego entendí que tenía que hacer algo que me apasionase. Si yo siento más lo que le digo a la gente, me creerán más. La cosmética es lo que más me gustaba y más me apasionaba y por eso empecé con ella. Nos ha ido tan bien que Sephora compra el producto, que es lo mejor a lo que podíamos aspirar. Hemos entrado en Portugal, España, Italia, Israel, China… El producto es bueno y la gente lo ve”.

Masqmai y ahora… Akala Studio

Los proyectos sigue adelante. “Como estaba yendo tan bien he empezado con una marca de ropa (Akala Studio) y también nos está yendo muy bien. Pasé un año sin trabajar mucho y me sentía muy mal y muy triste. Me despertaba y no encontraba el sentido a muchas cosas. Podía ir a una tienda y comprar, pero al día siguiente pensaba ahora ¿qué haces, vuelves? Necesitas algo en tu vida. Dije sí o sí tengo que hacer algo para mí y Álvaro me empujó a hacerlo. Quería lo mejor para mí y sabía que valía para algo y por ello empecé con mi marca”.

Si Alice sufre en la grada apoyando a Morata y el delantero no pierde de vista lo que sucede con los negocios de su mujer. “Me hace gracia porque a veces sus compañeros me dicen que habla más de mis marcas que de otras cosas. Él tiene un trabajo para el que hay que vivir mucho por él, no es fácil cambiar tu vida cada diez minutos. Él no se olvida de que yo también tengo mis cosas y da la misma importancia a su trabajo que al mío“.

 

Álvaro es muy sincero. Esa sinceridad le ha jugado a veces malas pasadas, pero también le ha servido para mostrar aspectos que a veces al deportista se le ignoran como el pasar malos momentos. Todos somos iguales y todos tenemos sentimientos. Porque tengas un trabajo diferente al de otra persona no eres más fuerte. Puedes tener más dinero o menos dinero, pero las cosas se sienten de la misma forma. Si has pasado por una depresión, por un mal momento personal no está mal contarlo. A todo el mundo le puede pasar. Todos somos frágiles y todos tenemos problemas. Yo veo muy bien que sea sincero y que muestre como es.  

Aunque Italia pudiera estar en la cita mundialista, lo tiene muy claro hacia donde iría su apooyo. “Te digo de corazón que creo que va a ir muy bien. Son un grupo increíble que tienen una emoción muy sana y muy buena. El otro día vimos la convocatoria Álvaro y yo juntos y después fuimos a casa de Koke y vimos a Marcos Llorente. Todos tenían la misma ilusión, parecían niños pequeños. Esa ilusión se percibe, no hay malos rollos. Puedes tener los mejores futbolistas del planeta, pero si no hay esa unión y esas ganas no es lo mismo. Yo creo que les va a ir muy bien, por eso y porque son muy buenos. Partido a partido a partido, pero muy positivos. Soy super italiana, pero tengo que admitir que se vive muy bien en Madrid. Si tengo que decir una ciudad para vivir en el futuro diría que Madrid, en España se vive muy bien. Espero que no lo vea Álvaro porque tenemos muchas peleas Italia-España. Se puede hacer de todo aquí, una vida familiar, una vida de pareja, lo tiene todo”.   

Alice lo tiene claro respecto al seleccionador y lo importante que ha sido para Morata. “Luis Enrique me encanta. Me gusta que no tiene filtros y su forma de decir las cosas. Les apoya mucho, en los buenos momentos y en los malos y eso como personas es muy importante tener a alguien cerca que te hace sentir así. Es importante que el futbolista no se sienta solo. Álvaro se sentía apoyado por su familia pero también por él con las declaraciones que hacía que ha visto todo el mundo. Un entrenador es todo, no es solo las alineaciones, es hablar con la persona, entender lo que le pasa y saber cómo llevarlo. Creo que de todos los entrenador que ha tenido y que yo he visto ha sido de los mejores”.

Visit source site

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.