Choques de alto vuelo por los últimos billetes – Repechajes

Para los ocho mejores segundos de la competición preliminar de la zona europea, el camino hacia la Copa Mundial de la FIFA 2014™ pasa por la delicada etapa de las eliminatorias de repesca. En juego están los cuatro últimos puestos aún por asignar en el contingente de 13 formaciones que representarán al Viejo Continente en Brasil.

El cabeza de cartel de estos duelos es el Portugal-Suecia, por la fuerte personalidad que caracteriza a los capitanes de ambos equipos. Francia, campeona del mundo de 1998 y finalista en 2006, deberá someterse de nuevo a este reto, al igual que sus adversarios ucranianos. En cambio, Islandia, revelación de la fase previa, llega sin nada que perder frente a Croacia, tercera en 1998.

El partido destacado

Portugal-Suecia, Estadio de la Luz de Lisboa, 15 de noviembre de 2013, 20:45 (hora local)

Limitar esta contienda a la confrontación entre Cristiano Ronaldo y Zlatan Ibrahimovic sería algo simplista, aunque el perdedor tendrá la desgracia de quedarse fuera de Brasil. “En algunos partidos, las individualidades inclinan la balanza”, reconoce el seleccionador portugués, Paulo Bento. “Pero la obligación de un entrenador es poner el talento al servicio de una organización colectiva”. Además, el técnico lamenta que su equipo no haya conseguido imponerse ante “adversarios a los que somos superiores”, refiriéndose a los puntos que dejaron escapar contra Israel, especialmente en la penúltima jornada, en casa a cinco minutos del final (1-1), cuando Portugal aún dependía de sí mismo. De este modo, la Selecção das Quinas tendrá que disputar la repesca por segunda vez en su historia, después de 2010, cuando tuvo que medirse con Bosnia-Herzegovina (0-1, 1-0). Afortunadamente, Paulo Bento podrá contar con Cristiano Ronaldo, sancionado en el último partido, aunque estará privado del prolífico centrocampista ofensivo Danny y del guardameta Anthony Lopes, lesionados.

En cuanto a su homólogo sueco, Erik Hamren, recurrirá a los mismos hombres que terminaron a ocho puntos de Alemania, no sin haberle marcado siete goles en dos partidos. Los escandinavos, que nunca han perdido contra Portugal, practican un fútbol ofensivo, aunque su defensa ha hecho agua por momentos (ha recibido 14 goles en la competición preliminar). “Tenemos que reducir los errores, pero los partidos de la repesca son como dos finales, son totalmente distintos a los de la liguilla. Van a ser dos partidos fantásticos”, ha declarado un entusiasmado Ibrahimovic.

La previa

Ucrania-Francia

Ucrania, inmersa en un proceso de renovación, se quedó a un solo punto de Inglaterra, mientras que Francia fue incapaz de refrendar en casa el empate obtenido en su primer compromiso ante España (1-1, 0-1). Los ucranianos son ya habituales de la repesca, que disputarán por cuarta vez (tras 1998, 2002 y 2010), sin haberla superado nunca hasta ahora. Poseen una formación muy compacta, cuyos integrantes compiten en los grandes clubes nacionales, excepto el capitán, Anatoly Timoshchuk (que milita en el Zenit de San Petersburgo), y de rápida proyección ofensiva. Andriy Yarmolenko por la banda derecha y Yevhen Konoplyanka por la izquierda son los dos artilleros del equipo, que ha anotado una media de 2,8 tantos por encuentro en la fase previa. Francia ya pasó por este examen en la edición de 2010, cuando se clasificó ante la República de Irlanda. En siete enfrentamientos directos, los franceses no han perdido nunca contra Ucrania (cuatro victorias y tres empates): en la pasada UEFA EURO 2012, por ejemplo, ganaron 2-0. Didier Deschamps parece haber dado con su sistema de juego, un 4-2-3-1, si bien el equipo todavía debe realizar un partido de referencia, y continúa en busca de un líder dentro de la cancha, como los que tuvo en sus momentos más gloriosos, las épocas de Michel Platini o Zinedine Zidane, que aún no han encontrado heredero.

Grecia-Rumania

Grecia, segunda del Grupo G con los mismos puntos que Bosnia-Herzegovina (que la aventajó en diferencia de goles), afronta una eliminatoria muy abierta ante Rumania, segunda del Grupo D, tras los intratables Países Bajos, y en plena progresión. Fernando Santos ha recurrido al delantero Theofanis Gekas y al centrocampista del FC Kaiserslautern Kostas Fortounis para reforzar un plantel unido, que cuenta con seis jugadores del Olympiacos, actual campeón y líder de la liga griega, y cinco del PAOK de Salónica, segundo de la tabla. Rumania, no obstante, presenta la baja de su gran puntal defensivo, Vlad Chiriches. Grecia acumula una serie de seis triunfos, pero las estadísticas son favorables a Rumania, que de 30 encuentros ha ganado 17, por cinco victorias helenas y ocho empates.

Islandia-Croacia

Estas selecciones ya se cruzaron dos veces en los clasificatorios de Alemania 2006, que se saldaron con triunfo croata, por 4-0 en Zagreb y 0-3 en Reikiavik. Pero desde entonces las cosas han cambiado. El capitán islandés, Aron Gunnarsson, de 24 años y centrocampista del Cardiff, el delantero del Ajax de Amsterdam Kolbeinn Sigþorsson, de 23, y el mediapunta del Tottenham Gylfi Sigurðsson, de 24, son las puntas de lanza del desconocido conjunto de la “tierra del hielo”, que aspira a disputar la primera fase final de su historia. En dos años, el sueco Lars Lagerback ha transformado al equipo por completo. “Nos ha dado confianza. Ha conseguido que seamos conscientes del gran potencial que tenemos, aunque nuestro país sea pequeño [320.000 habitantes]”, señala Gunnarsson.

vía Choques de alto vuelo por los últimos billetes – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.