El instante de Neymar – Copa Confederaciones

Fue una de esas jugadas en las que todo el estadio parece quedarse paralizado durante un momento. Hulk envió un pase por alto desde la izquierda y Fred controló con el pecho. Neymar, que venía desde atrás, conectó un potente disparo sin dejar que el balón tocase el suelo, con el cuerpo levemente inclinado hacia la izquierda. ¿Entraría?

 

“En el momento de darle a la pelota, uno siente si la ha golpeado bien o no”, explicó a FIFA.com el flamante y esperado refuerzo del Barcelona. “Y yo sentí que había golpeado bien. Entonces me quedé mirando para ver si entraba. Y sí que entró”.

Neymar estaba en una posición privilegiada para presenciar el tanto: al ser el protagonista, pudo ver toda su trayectoria. Un disparo preciso en dirección al ángulo izquierdo de Eiji Kawashima, que nada pudo hacer para impedir que acabase en el fondo de las mallas. ¿Y qué nos dicen los demás participantes?

Fred, recordemos, fue el autor del pase, mediante un control con el pecho que embelleció la jugada. Estaba frente a Neymar y de espaldas al arco. Por suerte, su instinto rematador hizo que no se perdiese el desenlace. Se giró rápidamente en dirección a la meta, en caso de que hubiese que ir a por algún balón suelto.

“Cuando me giré, vi cómo inclinaba el cuerpo para disparar. Vi que el tiro salió muy bien”, dijo a FIFA.com. “Entonces me fijé en su trayectoria, por si daba en el guardameta o en el poste, y había rechace. Pude verlo bien, fue un golazo”.

El defensor Maya Yoshida está acostumbrado a ver acciones de una técnica elevadísima, ya que compite en la Premier League, con el Southampton. Con todo, se quedó impresionado. A pesar de la frustración por el resultado, y de estar en este caso en el bando que recibía el gol, era imposible no maravillarse por la destreza de Neymar. “No esperábamos nada parecido, claro. Pero fue un gol fantástico, con un nivel altísimo de habilidad. Tuvo muchísima categoría”, admitió.

Un gol con doble valor

Además de su belleza, para el ex del Santos fue una diana importante tanto desde el punto de vista colectivo como individual. En el aspecto colectivo, adelantarse a los tres minutos de juego da confianza a cualquier equipo. Y más aún al anfitrión, en un partido inaugural. Los brasileños habían saltado al campo rodeados de enormes expectativas. A partir de ese momento, todo se serenó.

En el plano personal, Neymar atravesaba una racha muy poco habitual en él, de nueve partidos sin marcar. Él asegura que no le incomodaba especialmente, pero sí causaba extrañeza entre el público y la prensa. Durante este periodo, el delantero se había esforzado por quitar hierro a ese dato, insistiendo en que lo que contaba eran los resultados positivos, y que él estaba cumpliendo con su papel dentro de la cancha. Luiz Felipe Scolari corroboraba que esa situación no causaba ninguna incomodidad.

De todos modos, pudo volver a festejar un gol, y además hizo vibrar al público en muchas acciones individuales, deslumbrando con su control de la pelota. ¿Quedó entonces aliviado? “Ha sido maravilloso, un día especial, el equipo ha respondido muy bien, ha hecho un partido fantástico, y la afición ha estado con nosotros hasta el final. Aunque sigo diciendo que lo importante no es quién marque, sino quién contribuya a la selección brasileña”, declaró a FIFA.com. “Pero estoy muy contento, por supuesto, por haber conseguido un gol bonito y haber ayudado a la selección”.

Un gol lindo y también especial. Todo el estadio se detuvo durante una fracción de segundo. Y difícilmente los más de 67.000 espectadores presentes en el Estadio Nacional Mané Garrincha, todos ellos testigos, como Fred y Yoshida, perderán ese instante de sus memorias.

vía El instante de Neymar – FIFA.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.