Fútbol Femenino – Una centella de 16 años: Noticias

FIFA.com – Una centella de 16 años.

En FutBlogFifa Tambien tenemos espacio para las Talentosas Mujeres,esta es la muestra de que el fútbol no Discrimina  sexo, raza ni color; esta pequeña de Australia con el dorsal 9 nos deslumbra con su fútbol técnico y su velocidad.

Hace menos de un año, Caitlin Foord no era más que otra futbolista joven que albergaba leves esperanzas de alcanzar la élite del deporte. Solo los aficionados mejor informados podían prever que este distante destello con aún tres años de colegio por delante estaba a punto de convertirse en una reluciente estrella. Doce meses después, la defensora australiana tiene el mundo del fútbol a sus pies. Gracias a tres espectaculares actuaciones en Alemania 2011, Foord se hizo con el Premio Hyundai a la Mejor Jugadora Joven, otorgado por primera vez en una Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Foord superó a algunas de las jóvenes de mayor talento del mundo, como Yoreli Rincón, la explosiva mediocampista de Colombia, Mana Iwabuchi, la promesa atacante de Japón, y Ebere Orji, la dinámica cañonera de Nigeria, por citar a algunas. Se trata de un logro asombroso para esta jugadora de 16 años que no podrá volver a aspirar al mismo galardón en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015 por un margen de apenas unos meses.

“Me emocionó mucho que me concedieran el premio. Fue todo un reconocimiento”, afirmó Foord aFIFA.com. A pesar de haber sido ya convocada el año pasado para la selección sub-17 australiana, Foord no debutó en la primera división femenina de su país, la W-League, hasta el pasado mes de noviembre, a la tierna edad de 15 años. Aunque el fútbol femenino suele conceder más oportunidades de triunfar a los adolescentes que el masculino, la progresión de Foord ha sido, se mire por donde se mire, meteórica. “Hace un año, pensaba en ser suplente del Sydney FC. No creía que fuera a suceder esto”, afirma Foord. “No pensaba en la Copa Mundial ni en participar en el torneo”.

Salida a escena
Aunque en la W-League juega principalmente de defensa, Foord ha demostrado desenvolverse a la perfección en varias posiciones. Su desarrollada técnica le permite driblar a gran velocidad sin perder el control del balón. Su profundo sentido del juego y su capacidad atlética natural apuntan a que seguirá prosperando en los próximos años. Como indicó April Heinrichs, miembro del GET en Alemania 2011: “(Caitlin) tiene el potencial de convertirse en el prototipo de la defensora moderna, con una gran capacidad defensiva, pero también con visión de ataque”.

Estos presagios se hicieron patentes cuando la adolescente debutó con la selección nacional tan solo un mes antes de Alemania 2011. Actuando por el flanco derecho del tridente atacante, Foord pareció anunciar su futuro éxito marcando un gol diez minutos después de haber escuchado por primera vez el himno de su país en categoría absoluta.

Aunque poco después fue incluida en la lista para la Copa Mundial, pocos hubiesen previsto que la jugadora más joven del equipo desempeñaría un papel crucial. El seleccionador australiano, Tom Sermanni, quien ya había mostrado su fe en los jóvenes talentos seleccionando al tercer grupo más joven de Alemania 2011, no dudó en incluir a la benjamina del equipo entre los titulares para el primer partido de las Matildas en la competición.

Este acto de fe no acabó ahí. A Australia le tocó estrenarse en la competición contra Brasil, subcampeona en 2007. La adolescente, en su tercer partido como internacional, mantuvo un enfrentamiento directo ni más ni menos que con Marta. Foord aprobó con nota uno de los exámenes más difíciles del fútbol femenino, ya que puede decirse que la cinco veces nombrada Jugadora Mundial del Año de la FIFA tuvo su actuación más discreta de Alemania 2011.

Puede que en favor de la joven jugara el hecho de que, según reconoce, “no supiera mucho” de la superestrella brasileña antes del partido. “No sabía lo que me esperaba” afirma Foord, haciendo gala de la intrepidez típica de la juventud. “Básicamente, una vez que toqué el primer balón, traté de relajarme y de estar concentrada. No oía al público. En la Copa Mundial la intensidad fue alta en comparación con el ritmo al que estaba acostumbrada. Enseguida te encierran y tienes menos tiempo la pelota, pero disfruté del desafío”.

Soñando con el futuro
Tras llegar por segunda vez consecutiva a los cuartos de final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA, las australianas hicieron su debut entre las diez primeras de la Clasificación Mundial Femenina FIFA/Coca-Cola. El reto para el joven equipo de Sermanni será mantener el buen momento, comenzando por el campeonato de clasificación para el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino 2012.

Asia estará representada en Londres únicamente por dos naciones. Australia deberá medir sus fuerzas con la RDP de Corea, la RP China y, por supuesto, la nueva campeona del mundo, Japón, a la que las Matildas derrotaron en la competición preliminar de Alemania 2011. “Todas las selecciones asiáticas son difíciles de batir, por lo que va a ser un campeonato duro. Esperemos que sepamos hacer nuestro trabajo y nos clasifiquemos para Londres”, afirma Foord, previendo su primera incursión en Asia a nivel absoluto.

¿Qué papel puede desempeñar esta joven en el intento de las Matildas por permanecer en la élite del fútbol femenino? Pocos están en mejores condiciones de juzgarlo que Sermanni, un veterano con tres Copas Mundiales Femeninas de la FIFA a sus espaldas. “Caitlin ha desarrollado una capacidad física increíble. No creo haber visto a ninguna jugadora que pueda correr con tanta potencia de principio a fin. Es simplemente asombroso“, afirma. “Y, sin embargo, hace doce meses se la llevaba el viento. No importa el nivel. Para ella es solo un partido más. Siempre soy prudente a la hora de marcar objetivos a futbolistas jóvenes, pero ella tiene todos los ingredientes para convertirse en una jugadora de talla mundial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.